Conoce todo acerca del coñac y por qué es tan cotizado en el mercado

Francia es el principal país productor y exportador de coñac en el mundo. Este tipo de brandy posee solamente los mejores frutos de las cosechas de años excepcionales. De allí, que sea una bebida altamente codiciada entre los conocedores. Aunque es el más internacional de todos los destilados del vino, no todo el mundo conoce su historia; ni mucho menos sus beneficios.

Orígenes del coñac

Este aguardiente debe su nombre a un pequeño pueblo conocido como Cognac, perteneciente a la región Poitou-Charentes, Francia. Son muchas las personas que consideran que el brandy y el coñac son sinónimos; sin embargo, esto es un error.

Aunque se trata de un tipo de brandy, para poder ser denominado como coñac, el aguardiente necesita estar elaborado en la región de Cognac. Por lo tanto, cualquier elaboración de otros países será únicamente brandy.

Existen dos versiones sobre cómo fue el descubrimiento del cognac.

Según algunos historiadores, indican que el coñac nació en el siglo XVIII. En aquél momento, había muy poca demanda de sus vinos destilados.

Por esa razón, Los viticultores de la época decidieron convertir su vino en aguardiente; por lo tanto, fue necesario dejar la bebida en barriles para que esta envejeciera durante muchos años.

Este almacenamiento en barriles abrió el paso a las primeras elaboraciones de coñac en la historia. Esta bebida dejaba ver las notables diferencias con un vino común.

Principalmente, adquirían una tonalidad dorada, un olor fuerte y exquisito, un ardor suavizado, y un sabor sumamente distinguido y atractivo al paladar.

Otros investigadores afirman que la creación del coñac está ligada con aquellos vinos que eran almacenados para uso local. Cuando los marineros de diferentes partes de mundo llegaban exhaustos a tierras francesas, los vinicultores observaron una prometedora oportunidad de negocio.

Los marineros demandaban, con mucha frecuencia, vino de la mejor calidad para llevar durante sus viajes. Sin embargo, estos no podían transportar grandes cantidades debido al escaso espacio en los barcos.

Por esa razón, los vinicultores decidieron hervir la bebida para crear un concentrado que pudiera ser más fácil de llevar y que ocupara menos espacio. De este modo, al llegar los marineros a su destino, la bebida volvería a la normalidad, con una tonalidad dorada y aroma fenomenal.

Aunque el coñac es una bebida típica de Francia, lo cierto es que han sido personajes ingleses e irlandeses quienes le han otorgado el renombre que posee actualmente.

En el año 1765, el irlandés Richard Hennesey levantó su almacén de brandy en la pequeña ciudad de Cognac. Sin embargo, anteriormente ya se había establecido en el poblado algunos miembros de la dinastía Martell. Hoy en día, estos nombres son marcas emblemáticas de la producción del coñac.

En la actualidad, este tipo de brandy es uno de los principales productos exportados por Francia. Siendo muy solicitado en países como Estados Unidos, Inglaterra y diversas naciones de Asia.

Cabe destacar que todo Cognac o coñac es una clase de brandy, pero no todo brandy puede considerarse coñac. Esto se debe a la denominación de origen que adquirió la bebida en el año 1919.

Modo de preparación

Parte de la magia de un buen cognac se encuentra en su elaboración. La particularidad de este proceso es que, el vino de uvas blancas, es sujeto a una doble destilación en los conocidos alambiques tradicionales de cobre.

En la primera destilación se obtiene un licor conocido como brouillis, el cual posee un grado alcohólico de 30°. Mientras que, en la segunda destilación de consigue el licor bon chaufe, el cual posee una graduación de 70°. Sin embargo, estos comenzarán a bajar, dando paso a la formación del coñac.

Posteriormente, después de ambas destilaciones, se dejará envejecer al caldo en los barriles durante un periodo de dos años, como mínimo. El tiempo que pase el envejeciendo es lo que determinará la calidad del coñac.

Según algunos expertos de la salud, el consumo moderado de coñac puede favorecer las propiedades cardiovasculares del cuerpo humano. Por lo que se recomienda tomar una copa, al menos 3 veces en la semana.

Tipos de uva utilizadas

La principal materia prima del coñac son las uvas cultivadas en la región del río Charente. Las variedades de dicha zona son: ugni blanc, folle blanche y colombard. De su cosecha, se produce un excelente vino blanco de características muy neutrales, lo que le convierte en el producto idóneo para ser destilado.

Tras la destilación del vino blanco, se deja envejecer durante mucho tiempo al caldo resultante para que este suavice su ardor, característico en vinos jóvenes, en barriles de roble.

La madera de roble también tiene un lugar de importancia en el destilado del coñac, pues su influencia es la que se encarga de transformar al vino en un coñac increíblemente complejo el cual ha adquirido las propiedades aromáticas del roble, suavidad y sabor.

Aunque no sólo las uvas empleadas y los barriles juegan un papel fundamental en la elaboración del coñac. Otro factor de gran importancia es el suelo de cultivo. Los cognac más famosos provienen del suroeste de Francia.

Las condiciones climáticas, sus suelos calcáreos y proximidad con las costas atlánticas le convierten en un territorio muy próspero para el cultivo de esta variedad de uvas.

De hecho, una de las principales características de las uvas que crecen en esta región, es que sirven para producir una clase de vinos secos con un toque ácido muy ligero. El cual es el ideal para ser destilado y transformarlo en un exquisito coñac.

Sin embargo, hay otras regiones de Francia donde también se produce un cognac de excelente calidad. Estas son Grand Champagne y Petit Champagne, de cuyos suelos han nacido considerables cultivos de uvas que han mejorado la producción del coñac a través del tiempo.

El coñac es una bebida con una alta graduación alcohólica. Aunque el tiempo mínimo de añejamiento es de 2 años, algunas bodegas eligen dejarle en los barriles durante 50 años. A partir de este punto, la madera comienza a hacer que la calidad del coñac comience a reducirse y a perder propiedades.

Tipos de coñac

Los tipos de coñac se denominan según su tiempo de añejamiento. Sin embargo, cabe recalcar que este aguardiente no sigue envejeciendo una vez es embotellado.

Por esa razón, muchas bodegas deciden mezclar los caldos de otras cosechas. Normalmente, la botella suele indicar la edad del licor más joven que contiene, pero esto significa que un coñac puede contener otros de 20 o 15 años.

De tal manera, las denominaciones oficiales de los tipos de coñac según su edad, son las siguientes:

VS (Very Special) o 3 estrellas: Este es uno de los tipos de coñac cuyo aguardiente más joven cuenta con tan sólo 2 años de envejecimiento en los barriles. Por lo general poseen un ardor característico.

VSOP (Very Superior Old Pale) o Réserve (en reserva): Este clase de brandy cuyo coñac más joven posee una antigüedad de 4 años de envejecimiento en los barriles. También se puede denominar como VO (Very Old) y se les considera de calidad superior al coñac VS, pero no deja de tratarse de un coñac con plena juventud.

Hors d’age, Napoléon, Extra y Visus: Esta denominación le es otorgada a los tipos de coñac cuyo caldo más joven posee un añejamiento de 6 años o superior en los barriles. Sin embargo, normalmente la edad media de los licores que conforman la botella suelen superar los 6 años de antigüedad.

A estos tipos de coñac se les denominan también como VSOPXO (Very Special Superior Old Pale Xtra Old).

XO (Xtra Old): Estos tipos de coñac son los más viejos del mercado. Su licor más joven tiene antigüedad mínima de 8 años, pero pueden sobrepasar los 10 años.

Fine Champagne: Es uno de los tipos de coñac más curiosos del mercado. Se consigue con el cruce de cosechas de las tierras de Grand Champagne y Petit Champagne. Para obtener un buen Fine Champagne, debe contar con 50% de cada una.

No obstante, el coñac no es la única clase de brandy que goza de una famosa reputación. En estas categorías, también destaca el armañac.

El armañac es un tipo de brandy cuyo proceso de elaboración es similar al del coñac. Este aguardiente es típico de la región de Armagnac, al sur de Gascuña.

Su graduación alcohólica suele ser superior al 40% y suele dejarse en añejamiento en barriles de roble negro Monlezun o roble Limousin, obteniendo resultados tan distinguidos como los del coñac.

Una de las principales diferencias entre un armañac y el coñac, es que el primero de estos sigue una destilación continua, mientras que el segundo pasa por un proceso de doble destilado.

Sin embargo, todos los amantes de un buen brandy, saben apreciar los exquisitos sabores y aromas que pueden ofrecer tanto una buena copa de coñac como un armañac.

Normalmente, ciertos productores de armañac utilizan el sistema de denominación del coñac. (VS, VSOP, XO). No obstante, desde la década de 1999, gran parte de los productores han optado por utilizar otro sistema:

Armagnac: Cuando cuentan con la denominación de Armagnac, se trata de un armañac que ha sido añejado entre 2 a 6 años.

Vieil: Los armañac que poseen esta denominación han sido añejados por un mínimo de 6 años.

Millésime: Esta denominación es normalmente utilizada en el champagne. Esto significa que el armañac proviene de una única cosecha y su tiempo de añejamiento es de 10 años como mínimo.

 

Marcas del coñac

Existen alrededor de 200 bodegas productoras de coñac. Sin embargo, sólo 4 representan al 70% de los productos que se consiguen en el mercado internacional. Estas son: Hennesey, Martell, Rémy Martín y Courvoissier.

Hennessey: Esta casa fue fundada en el año 1765 por Richard Hennesey, y se especializa en la producción de coñac Xtra Old (XO) y Paradis.

Martell: Esta casa fue fundada en 1715 por Jean Martell y se especializa en la producción del Cordón Bleu.

Remy Martín: Esta casa, especializada en la producción de un Fine Champagne de denominación VSOP, fue fundada en el año 1724.

Courvoissier: Fue fundada por Manuel Courvoissier a principios del XIX. Su producción se basa, comúnmente, en coñac VSOP, Napoleón y XO.

Otras bodegas productoras de coñac que gozan de un buen renombre, son: Augier, Otard, Camus, Delamain, Polignac, Gaston de la Grange y Bisquit.

Precios del coñac

Los precios del coñac pueden varias mucho dependiendo de la marca y el tiempo de añejamiento del licor más joven. Cada bodega maneja rangos distintos y las marcas de renombre cuentan con posiciones privilegiadas en el mercado.

Hennessey: Esta compañía productora de coñac vende alrededor de 50 millones de botellas en el mundo entero cada año. Los precios del coñac pueden variar según la botella. Cabe destacar que, hasta la fecha, la bodega ha producido más de 20 versiones distintas de coñac. Entre las que destacan: Paradis, VSOP, White o Black.

 

 

 

Sin embargo, en términos generales, la mayoría de las botellas de la bodega Hennessey manejan un rango en los precios del coñac de 22 dólares a 45 dólares. Aunque, es posible encontrar botellas con un costo mucho más alto.

Martell: Esta compañía productora de coñac es una de las más populares en el mundo junto con Hennessey. Los precios del coñac Martell va a depender de la botella adquirida, la cual puede ser: Cordon Bleu, Grand Creation, VSOP, Noblige y Medaillon.

 

 

 

Sin embargo, la joya de la corona Martell es el coñac L’or. Es considerado como uno de los coñac más caros del mundo, con un precio inicial de 1200 dólares por una botella de tan sólo 750 ml.

No obstante, el resto de productos Martell pueden encontrarse por un valor más accesible. De hecho, los precios del coñac Martell manejan un rango de 50 dólares a 150 dólares por cada botella.

Rémy Martin: Su producción  se especializa en la elaboración de coñac champagne, un tipo muy particular de brandy. Los precios del coñac abarcan a diversas variedades de productos, entre los cuales destacan: VSOP, XO Special, Grand Cru VS y XO Excellence.

 

 

 

Los precios del coñac más tradicional de la marca Rémy Martin comprenden un rango de 80 dólares a 200 dólares. Aunque, existen productos mucho más costosos en el mercado.

Curiosidades del coñac

El coñac es un tipo de brandy muy especial. Con su atractivo color dorado, aroma inconfundible y apariencia distinguida, sigue siendo la opción de preferencia para muchos consumidores alrededor del mundo. Si te interesa conocer más al respecto, aquí te dejamos unas curiosidades sobre el coñac.

  • Coñac no es lo mismo que brandy: Aunque un coñac es un tipo de brandy, no es correcto decir que todo brandy es un coñac. Esto se debe a que el coñac posee denominación de origen. Por lo tanto, sólo es producido en la localidad de Cognac, en la región de Charente, Francia.

Muchos países con una gran industria vinícola, como España, Italia, Sudáfrica o Armenia, también son productores de productos destilados, no obstante, estos son considerados únicamente como brandy, y no coñac.

  • Los requisitos para considerarse coñac: El Bureau National Interprofessionnel du Cognac es el organismo francés que se encarga de determinar las reglas para que un producto pueda ajustarse a la denominación de origen.

 Para que una bebida pueda adquirir dicha denominación, necesitará ser producida en la zona autorizada, además que sólo deberá emplear unas variedades de uva específicas.

Asimismo, el coñac deberá ser destilado en alambiques de cobre y añejado en barriles de roble que sólo hayan contenido coñac, entre otros requisitos legales.

  • Variedad de uvas específicas: Un coñac auténtico sólo se produce con tres variedades de uvas blancas. Estas son: Folie Blanche, Colombard Ugni Blanc. De hecho, los coñac más valiosos del mercado suelen estar hechos de ugni blanc, la cual también recibe el nombre de St. Emilion.
  • Cosechas únicas: Normalmente, el coñac está hecho por la combinación de caldos de otras cosechas. Por lo tanto, las botellas poseen la fecha de elaboración del coñac más joven.

Sin embargo, cuando una cosecha fue excepcional, se elabora el coñac Millésime, cuyo licor está elaborado exclusivamente por las uvas de dicho año. Es estos casos, la etiqueta de la botella indica la fecha de la vendimia.

  • Condiciones de añejamiento: Para poder elaborar el coñac, hace falta dejarlo envejeciendo en barriles de roble durante un periodo de 2 años. Por lo tanto, las casas productoras cuentan con bodegas subterráneas que mantienen una humedad de casi el 90% y una temperatura regular de 15° C. Esto hace que el coñac se mantenga durante tanto tiempo.

Sin embargo, las marcas más famosas cuentan con una cueva donde albergan los coñac más antiguos, los cuales pueden tener hasta 200 años de antigüedad. Estas cuevas, denominadas como “Paraísos”, están repletas de hongos y polvo, los cuales favorecen la conservación de los barriles.

  • Hongos y arácnidos: De hecho, es típico ver estructuras de las cuevas y bodegas tradicionales recubiertas por un hongo que asemeja una capa negra. Este es atraído por el vapor para mantenerse con vida.

Al mismo tiempo, este hongo atrae a las arañas. Quienes se encargan de cazar a todo tipo de termitas que puedan amenazar las condiciones de los barriles de roble. Por lo tanto, las arañas se convierten en las mejores aliadas en la elaboración del coñac.

  • Distintas texturas y aromas: A medida que el coñac se va añejando, este adquiere distintos sabores y aromas. Cuando se trata de un coñac joven, como de 2 a 6 años de antigüedad, estos poseen un aroma floral.

Cuando el coñac supera los 6 años (entre 8 a 10 años) su apariencia y aroma se asemeja a la vainilla, con ciertos matices de coco. Aunque, si el coñac supera los 10 años, este pasa a denominarse como “rancio”; sin embargo, esta no es un nombre no es despectivo. Se utiliza para describir al coñac cuyo aroma recuerda a los frutos secos.

  • ¿En qué se toma coñac?: Muchos expertos bodegueros afirman que para poder degustar todas las propiedades del coñac, es imperativo tomarlo en una copa pequeña tipo tulipán. Esta posee un cristal más delgado que permite que el calor de la mano libere los distintos aromas del coñac.

Por lo general, las copas grandes hacen que los aromas se desaparezcan rápidamente. Así que sus propiedades no se mantienen por mucho tiempo.

  • ¿Cómo se debe probar el coñac?: Es común utilizar el coñac como un digestivo o antes de la comida. Los expertos recomiendan que para poder apreciar todas las cualidades de un buen coñac es necesario, en primer lugar, olerlo para captar todos sus aromas.

Seguidamente, deberás mover la copa con movimientos circulares, para posteriormente percibir nuevamente los aromas. Finalmente, se necesita probar únicamente con la punta de la lengua, antes de tomar un trago como corresponde.

  • El hielo no está permitido: Asimismo, los expertos también recomiendan degustar el coñac sin hielo, dado que este tiende a aguar el licor Si deseas probarlo frío, puedes congelar uvas y utilizarlas como hielo en tu copa de coñac.

Datos adicionales:

  • El tiempo es lo que le brinda calidad y sabor al coñac. Sin embargo, cuanto más gana en calidad, más pierde en contenido; pues el licor comienza a evaporarse después de cierta cantidad de años. Los bodegueros llaman a este fenómeno como “la parte que los ángeles se llevan”.

 

  • El coñac es un producto ampliamente utilizado en la elaboración de cocteles. Ejemplo de esto es el Pineau, una bebida que mezcla coñac con mosto. Sus orígenes datan del año 1589 y, en la actualidad, es una bebida muy popular. Por lo general se consume frío, antes de las comidas. Es una opción muy frecuente en algunas reuniones familiares.

 

  • Otro ejemplo es el Cognac Summit, el cual contiene ralladura de lima, coñac, piel de pepino, jengibre, zumo de limón, hielo, entre otros ingredientes. Es una bebida muy popular en los bares; tanto, que sólo es preparada por una veintena de bartenders alrededor del mundo.